Tania Baños se comprometió hace hace diez días a no derribar la Cruz

Adjuntamos documento firmado por Tania Baños en el que se compromete a mantener la Cruz: Cruz La Vall-marca

  • La alcaldesa remitió un escrito a Abogados Cristianos para comunicarles que su intención no era derribar la Cruz
  • Domínguez: “Además de sectaria, la alcaldesa del PSOE ha mentido porque el mismo día requirió a la empresa que ha realizado el derribo que le comunicara si podía hacer las obras porque ninguna empresa de la Vall d’Uixó había aceptado hacer el trabajo”

7-junio–2018.La alcaldesa de la Vall d’Uixó, Tania Baños (PSOE), comunicó a Abogados Cristianos hace tan solo diez días que no se iba a derribar la Cruz de la plaza de la Paz. Así, en el escrito que la alcaldesa socialista firmó el pasado 28 de mayo un documento que remitió a Abogados Cristiano en el que señalaba no existir acuerdo de pleno para derribar la Cruz, por lo tanto su intención entonces era dejar el monumentos cristiano donde estaba. Sin embargo, una semana después ejecutaba su derribo.

La portavoz adjunta del Partido Popular de la Vall d’Uixó, Gema Domínguez, ha lamentado la poca palabra de la alcaldesa porque “el mismo día que comunica que no va a derribar la Cruz, requirió a la empresa que ha realizado el derribo que le comunicara si podía hacer las obras a la mayor brevedad porque ninguna empresa de la ciudad había aceptado hacer el trabajo”.

Según la edil del PP, “el derribo de la Cruz se ha realizado de forma opaca y cobarde porque la alcaldesa dictó una resolución en respuesta a Abogados Cristianos en la que decía que no iba a derribar la Cruz y que se iba a mantener en su lugar y condiciones actuales”.

Pero es más, Domínguez ha afeado que “Tania Baños siga escondida tres días después del inicio del derribo, porque no da la cara a los valleros, no les da explicaciones”.

Con el derribo de la Cruz de la plaza de la Paz, la alcaldesa del PSOE ha roto el consenso de todos los alcaldes de la democracia. En diciembre de 1979, con el ex alcalde comunista, Vicente Zaragoza, el pleno municipal aprobó retirar toda la simbología política de la Cruz y dejar el monumento como un símbolo de reconciliación, unión y concordia, cambiando el nombre de la plaza por la Paz.

Ahora, Tania Baños y su equipo de gobierno han consumado la mayor aberración cultural y patrimonial de la historia, “se han saltado los acuerdos del pleno que hasta en dos ocasiones en esta legislatura se votó en contra de retirar la Cruz. En el PP siempre votamos en contra, el PSOE se abstuvo en las dos ocasiones, lo que demuestra la hipocresía y el cinismo de los socialistas que planeaban incumplir los acuerdos del pleno, y de forma opaca y cobarde han derribado la Cruz”.

Según Domínguez, el tripartito se acoge a la Ley de Memoria Histórica que si bien habla de retirar (no derribar ni destruir como han hecho con la Cruz) los símbolos de exaltación a la dictadura, “la Cruz que hasta ayer estaba en la Vall no tenía ningún símbolo, ninguna placa o inscripción que reflejara ninguna ideología”. De hecho, un informe de la Dirección General de Reformas Democráticas de la Generalitat Valenciana señala que “el derribo responde a una decisión política”.

Los comentarios están cerrados.