La conselleria de Sanidad sigue sin realizar las obras de los dos centros de salud de la Vall d’Uixó

Vicente-Ruiz: “El centro de salud de Carbonaire lleva dos meses y medio cerrado, y seguimos sin el centro de especialidades en la calle Octavi Ten pese a estar ambos proyectos presupuestados en las cuentas de la Generalitat Valenciana"

13-abril–2018.- La conselleria de Sanidad sigue sin realizar las obras previstas en ninguno de los dos centros de salud de la Vall d’Uixó, que están presupuestadas en las cuentas de la Generalitat Valenciana. Así lo ha denunciado la portavoz del Partido Popular de la Vall d’Uixó, Elena Vicente-Ruiz.

“El centro de salud de Carbonaire está cerrado desde hace dos meses y medio. Está totalmente abandonado”, ha asegurado.

Para Vicente-Ruiz, “este es el reflejo de la gestión en sanidad de la consellera Carmen Montón y de la dejadez del equipo de gobierno que es tan reivindicativo con la Diputación de Castellón pero todavía no les hemos oído reivindicar nada al gobierno valenciano pese a que estamos ante un problema de salud que es prioritario”.

Cabe recordar que el Consell ha previsto 300.000 euros en los presupuestos de 2017 y 2018 para la reforma del centro de salud de Carbonaire. Y a fecha de hoy no, después del derrumbe del pasado 1 de febrero, el edificio continúa cerrado. Asimismo, desde 2015 se ha presupuestado también el dinero para ampliar y convertir el centro de salud de la calle Octavi Ten en un centro de especialidades. Sin embargo, el gobierno de Puig y Oltra todavía no ha hecho nada.

La portavoz del PP ha asegurado que “Carmen Montón ha estado toda la legislatura desmantelando la sanidad en la provincia de Castellón. Cerró el banco de sangre y se dedicó a desmantelar el Hospital Provincial de Castellón”. En este sentido, Vicente-Ruiz ha señalado que las amortizaciones de personal es significativo porque “permiten que no haya oncólogos, enfermeros, auxiliares de clínica. Esto es un ataque al corazón sanitario de la provincia de Castellón”.

A ello hay que sumar que el acelerador del Provincial ha estado parado, se han desmantelado servicios y Montón quería que, el centro referente en tratamientos contra el cáncer, fuera referente en operaciones de cambio de sexo. Además, “se han multiplicado por cuatro las quejas de los pacientes desde 2015. Y eso no lo dice el PP, sino los pacientes que ven como se les anulan citas, se les retrasan operaciones o se les dejan sin hacer pruebas diagnósticas”.

Con Carmen Montón se han incrementado de forma notable las listas de espera en los centros de salud de la provincia, la gestión de urgencias es un caos y en la comarca del Alto Palancia ya no se hacen mamografías.

Los comentarios están cerrados.