El gobierno de la socialista Tania Baños inicia el derribo de la Cruz de manera irregular

  • El expediente de derribo está incompleto y faltan documentos para poder realizar el derribo que han iniciado sobre las 7 de la mañana
  • Casi mil valleros se concentran en la plaza de la Paz en contra de la demolición de este símbolo religioso
  • Clavell: “El tripartito está cometiendo una barbaridad histórica a la Vall d’Uixó”

5-junio–2018.- Hacia las siete de la mañana, el gobierno de la socialista Tania Baños iniciaba los trabajos de derribo de la Cruz de la plaza de la Paz, pese a las más de 13.000 firmas que la plataforma ‘Salvemos la Cruz’ presentaron por registro en el Ayuntamiento de la Vall d’Uixó en contra de la intención del gobierno de PSOE, Esquerra Unida y Compromís.

Desde primera hora, las imágenes y vídeos han circulado por las redes sociales y los valleros se han ido acercando hasta la plaza de la Paz para observar como como se derribaba la Cruz. Junto a ellos, miembros de la plataforma ‘Salvemos la Cruz’ y concejales del Partido Popular; pero nadie del equipo de gobierno de Tania Baños.

Unos trabajos que han sido paralizados por los miembros de la plataforma que han colocado en la Cruz una pancarta y después de que el Partido Popular solicitara ante el secretario copia del expediente de derribo. “Por lo que hemos comprobado en la copia que nos han entregado tras insistir, porque desde el equipo de gobierno no querían, es que el expediente está incompleto, es decir falta documentación para poder realizar el derribo de la Cruz”, según ha explicado el concejal del Partido Popular y presidente local, Óscar Clavell.

Para los populares, “el tripartito está cometiendo una barbarie histórica a la Vall d’Uixó” y ha recordado que por acuerdo del pleno del 4 de diciembre de 1979 el ex alcalde del Partido Comunista, Vicente Zaragoza, eliminó toda la simbología que hacía referencia a la dictadura y “dejaron la cruz como Símbolo de paz, fraternidad, unión y perdón. Y le pusieron el nombre de la plaza de la Paz”.

Clavell ha señalado que “los concejales hemos solicitado ante el secretario del ayuntamiento copia del expediente de derribo”. 

En esta legislatura, hasta en dos ocasiones se ha debatido la moción para pedir el derribo de la Cruz que no fue aprobada por el pleno municipal. Por lo tanto, “la alcaldesa y el equipo de gobierno han ignorado las decisiones acordadas en el pleno municipal y han hecho caso omiso al recurso contencioso-administrativo presentado por el Partido Popular hace un par de semanas, solicitando medidas cautelares hasta que el juez no se pronuncie”. Por lo tanto, para Clavell, “a Tania Baños se la podría acusar de prevaricación, de desobedecer a un juzgado”.

El edil del PP ha lamentado que nadie del equipo de gobierno se haya acercado hasta la plaza de la Paz. “La cobardía reina en el equipo de gobierno y una alcaldesa cuando toma decisiones, tiene que estar a pie de calle, dando explicaciones”.

Así pues, desde el Partido Popular seguirán hasta el final para evitar que se acabe de derribar este símbolo religioso y a la plataforma ‘Salvemos la Cruz’.

Los comentarios están cerrados.